martes, 16 de enero de 2018

La viga en ojo ajeno


“Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos.” 
José Saramago  
Ensayo sobre la ceguera

Dice la sabiduría popular que no hay mas ciego que el que no quiere ver. Así, cuando quienes quieren correr una cortina de humo sobre la corrupción catalana para distraer la atención, como si eso allí no fuera posible (la corrupción, claro), no hacen otra cosa que aquello (tan español por otra parte) de mirar para otro lado. Claro, que lo mismo es condición necesaria, para que al final corruptos puedan pactar su particular contubernio con rufianes.

LA REBOTIKA
Viñeta @La Rebotika
Texto @romerojl


viernes, 12 de enero de 2018

Somos la leche las gentes de izquierdas

Ricardo Garcia-Aranda Rojas (@rgarciaaranda)


Somos la leche las gentes de izquierdas de este país, como no nos aclaramos entre nosotros con lo nuestro, que ahora parece que en Podemos las cosas no van muy bien, que lo de Catalunya, tal y como se veía venir, les ha comido el tarro más de la cuenta, y que el gran líder anda desaparecido concentrándose en la búsqueda, que dicen que hasta quieren cambiar el nombre, no el del líder, que ese es suyo, muy suyo y no sería decente cambiárselo, que dicen que quieren cambiar el nombre a la organización. Parece que ante las evidencias no les parece muy claro ya lo de “Podemos”, porque se ve que no. Yo el otro día hice una broma en las redes proponiendo como nombre nuevo “Pudimos”. Oiga, una broma.

Y en esa situación ahora parece que el equipo de Pedro piensa que así no vale la pena, que para ese viaje no se necesitan alforjas. Anda que si por empeñarse en tomar unas copas con los podemitas tienen otra bronca interna, y esta vez para nada. Bueno, igual que las veces anteriores. Pero ahora da la impresión de que hasta Pedro les ha perdido el respeto. No sé yo muy bien por qué, porque en el PSOE tampoco están las cosas como para ir de sobrado. Ni mucho menos. Está Pedro a ver si pega otro tironcito con lo que mejor se le da, el cuerpo a cuerpo con los militantes abajo, en las sedes, o al lado si se quedan chicas, como parece que se quedan. Esto siempre es muy de agradecer, se echa de menos que los demás no lo hagan. Claro, que hay quienes no las tienen. Podemos parecía que podía contar con las de IU, pero tampoco eso está ya claro, que parece ahora que se han vuelto más exquisitos con las relaciones matrimoniales. ¿Qué hará Garzón si ahora tiene que dar marcha atrás? ¡vaya panorama!.

Bueno, que decía yo que somos la leche los de izquierdas (me parece que se me ha olvidado algo del PSOE, bueno, luego vuelvo) cómo tenemos estos líos con los nuestros ahora nos dedicamos a discutir qué derecha nos gusta más, si estos chicos que lo petan en Catalunya con Inés que hizo honor a su apellido arrimándose bien, aunque sin llegar a llegar, mientras que el exupyd cantó de nuevo con eso de que el noventa y nueve por ciento (99,9% oiga) de las denuncias por violencia son falsas. O preferimos estos otros, ya menos chicos, que están todavía con su herencia franquista dando medallas a las vírgenes y arramblando con todo lo que pillan a mano, que es justo lo que hacían en tiempos de Franco, cuándo se consideraba que si a uno le hacían ministro lo normal era que se forrara él y se beneficiaran de paso todos a su alrededor. Recuerdo que en Toledo se llamaba a ciertas instituciones “El Arca de Noez” porque D. Licinio de la Fuente, Ministro, creo que de Trabajo, era natural de tal localidad toledana.
Pues eso, que andamos discutiendo cuál nos gusta más, que un amigo dice que los nuevos son ultra liberales, mira ahí le gustaría estar a la Espe, y otro amigo que los otros son unos beatones hijos del pasado régimen que ni siquiera quieren conciliar con los familiares de los desaparecidos. Yo, como creo que en esto de la política venimos del absoluto foso (lo mismo no es el término adecuado ahora) pues cómo que me arriesgo a ver dónde está el nivel de lo nuevo. Siempre he sido un poco cotilla (tal vez más de un poco) y me pirro siempre por descubrir hasta dónde llega lo desconocido.
"Preparado el cambio, amigo Rodrigo".

Aunque, en realidad a muuuuuuucha gente nos gusta más lo que están haciendo en Portugal que lo que hacen en Francia, y que cuando acabe Merkel con sus líos y vuelva a meter mano a Europa, con Macron se va a entender a las mil maravillas y no creo que sea para alegrarnos, digo los apesadumbrados de izquierdas. Y ahí si que veo yo tomándose un café con ellos al Rivera éste que aunque viene de la Falange a veces parece que ha espabilado un poco. ¿No lo parece? La verdad es que muy seguro tampoco estoy.

Si, ya me acuerdo de lo que me faltaba del PSOE, que ya no se sabe si Pedro se lleva mejor con los barones o la cosa está en stand by, lo mismo con unos una cosa, con otros otra y con la otra, más cosa. Porque en Castilla la Mancha y en Valencia se han insonorizado pero el maño es mucho maño, y en Andalucía pusieron los caballos a tirar de los carros a todo trote y a ver  quién es el guapo o la guapa que los para ahora. A ver qué tal sale la foto de Sevilla, porque con lo de Granada ha habido cuchicheos y se ha movido.

Pues eso, usted señor de izquierdas, o usted señora roja ¿Qué derecha les gusta más?. Tiene miga el asunto, y total porque han ganado en Catalunya y hoy ha aparecido una encuesta ¡¡¡Encuesta.  Cuidado, todos  con el culo pegado a la pared!!! Según la cual los modernos de la derechita (no es por menospreciar, es para distinguirlos de la derechona que decía Guerra, esa misma con la que está deseando pactar) ganarían las elecciones. Hay que ver, qué cosas.

Venga, ánimo, que Pedro va a pegar otro tirón de los suyos y Podemos se va a recomponer. Sí, las dos cosas. La verdad es que creo que una cosa es posible, pero las dos… va a ser mucho. Parece que va a tener toda la razón el señor Page, que todos los gobiernos del PSOE no han servido para convencer a la gente de que se olviden de hacer tanta conserva, que eso ya no se lleva. La tradición amigos, la tradición.

Y Aznar regocijándose, se lo debe estar pasando pipa.



martes, 9 de enero de 2018

Las bolas de nieve


No es solamente por lo que hacemos, sino también por lo que no hacemos, que somos responsables

Molière 


Lo primero que aprende un político en esta piel de toro es a eludir su responsabilidad. Cualquiera puede ser culpable de  cualquier cosa, salvo uno mismo. Así, se tiran bolas de nieve, unos a otros como en juego infantil, y quien debiera ser servidor público no tiene el mas mínimo reparo en echarle las culpas al empedrado si fuera necesario con tal de salir indemne. Eso sí, no nos olvidemos de paso, de mientras que privatizamos los beneficios empresariales (las autopistas colapsadas son de amigos del gobierno que bien cobran por ello) colectivicemos adecuadamente los costes, con el ejército, la guardia civil o los funcionarios municipales sacando las castañas del hielo a las empresas privadas. No vaya a ser que mañana no nos inviten al palco vip de algún estadio.

Menos mal que solo nieva un par de veces al año... 

LA REBOTIKA
Viñeta @La Rebotika
Texto @romerojl

viernes, 5 de enero de 2018

Pérez-Tapias


Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)


Los de la cosecha del 55 ya vamos siendo mayores, no suficiente como para retirarse por el hecho de la edad, pero si para algunas paciencias.

José Antonio Pérez-Tapias abandona su partido, sin aspavientos, con tranquilidad, procurando no hacer más daño del inevitable. Se retira a seguir reflexionando y aportando sus ideas, y tal vez algo más, en una estrategia de unidad de la izquierda en la que parecía que el PSOE estaba convencido en su Congreso Federal pero que tiene toda la pinta de que ya no es así, al menos no tan claro. ¿O no estuvo nunca claro?

Aun lamentando que un hombre como Pérez-Tapias abandone su actividad dentro del que hasta ayer era su partido, el verdadero temor que tienen algunos es la constatación de las razones concretas por las que se va en lugar de esperar un poco más a ver cómo evolucionan los planteamientos estratégicos con el resto de la izquierda. Se temen que él ya sabe que por ahí hay poco camino que recorrer.

Y es que después del gran éxito del Congreso Federal para quienes defendían una aproximación al resto de las izquierdas y, consecuentemente, un alejamiento definitivo del PP invalidando las inconsecuentes excusas de los sacrificios por el País, todo se ha venido enfriando. Pero ya no tendrían que echarle las culpas directas a Doña Susana Díaz ni a algunos otros barones, ya decíamos en otra columna que ella y ellos tenían muy claro lo que defendían, y que no encontraban razones para cambiar, seguirían defendiendo sus posiciones conservadoras contra el acercamiento a Podemos en el Estado mientras tuvieran posibilidades.

Lo que aquí está ocurriendo no es fácil de entender. Mayoritariamente las bases les quitaron la razón en las primarias y en el Congreso Federal, eligiendo a Pedro Sánchez y su equipo en contra de ellos. Pero de manera casi inmediata, les volvieron a dar el poder en cada uno de sus territorios. O no tenían claro las bases que era lo que se jugaba de verdad en este proceso, o la inconsecuencia es estrepitosa, se ve que cuanto más cercana estaba la decisión, mayores fueron los temblores de pulso. Hay quienes piensan, no carente de razones, que para esto hubiese sido mejor haber apoyado a Susana Díaz para la Secretaría General, porque haciéndolo de la manera que lo han hecho se ha conseguido mantener el enfrentamiento en la cúpula del partido, y tener a Pedro Sánchez y su equipo en libertad vigilada.

José Antonio Pérez-Tapias  ha debido de comprender, o al menos creer, que esto no tiene remedio, que las tesis de unirse a la derecha contra “las ordas marxistas” se está volviendo a imponer en el esquema estratégico del PSOE. Como esto se confirme muchas más cartas se verán.

Aun así, muchos de los más próximos a sus planteamientos mantienen que no es momento de irse, que se defienden las ideas mejor dentro, que habría que seguir dando la cara con su gente. Seguro que durante algún tiempo ha sido esa la idea de Tapias, pero esa salida ya la ve complicada y lo da a entender en la entrevista que Miguel Mora le hizo para CTXT: “…máxime cuando no se puede constatar la existencia siquiera de una minoría relevante que comparta dichas posiciones para tratar de hacerlas operativas…” Porque no sé lo que habrá ocurrido en otras comunidades, pero sí en Castilla la Mancha, dónde gran parte de “su gente”, la de Izquierda Socialista, salió a la subasta entre candidatos, como si no existiera el compromiso congresual de un posicionamiento claro a favor del Cambio. Si en otros territorios los componentes de IS, igualmente, han apoyado el continuismo,  José Antonio Pérez-Tapias habría comprendido que estaba sólo y, volviendo al inicio, con esa edad y con tantos años de militancia ya no se está para nuevas cruzadas de reconquista interna.

El “Somos Izquierda” del Congreso pintaba bien, ¿lo son?. Parece que Tapias ya lo tiene claro, los que están cerca de él esperan que se equivoque.

Está complicada la Izquierda.



miércoles, 3 de enero de 2018

El día del marmoto


«Les daré un pronóstico para el invierno: será fríooscuro y durará... el resto de sus vidas»

El día de la marmota (Grounghog Day 1993)


Como en la célebre película interpretada por Bill Murray, pareciera que estuviéramos en un eterno bucle si hacemos caso a nuestro disléxico meteorólgo (por algo tenía un primo en el oficio). Ya lo dice otro diálogo de la famosa película

- Déjenme hacerles una pregunta. ¿Y si no hubiera un mañana?
- ¿Si no hubiera un mañana? Entonces no habría consecuencias. No tendría resaca.
- Podríamos hacer lo que quisiéramos. 

Pues eso, que algunos hacen lo que quieren como si eso no tuviera consecuencias. Pero las tiene.

Feliz año 2018, por si alguno se ha creído que hemos vuelto al pasado. Y que nos sea leve.

LA REBOTIKA
Viñeta @La Rebotika
Texto @romerojl

viernes, 29 de diciembre de 2017

#Reflejos, 250.000 Visitas

Ricardo Garanda Rojas (@rgarciaaranda)


Acaba este año 2017 y, escuchando las cadenas de radio (la TV ni la cato) o leyendo las noticias, no parece que haya mucha gente contenta con lo que en él ha acontecido. Diríase que sólo el gobierno se siente feliz, y no es creíble. Yo opino que, en general, ha sido tan malo como todos los últimos, no veo que avancemos en superar la crisis humana que nos acompaña desde hace tiempo.
Pero, por celebrar algo, permitidme que nos alegremos ante la constatación de que aquella criatura de comunicación que se llamó y se sigue llamando Reflejos y que comparto con mis buenos amigos Jose Luis y Fernando, definitivamente maduró y se hizo mayor de edad. Llegar a las 250.000 visitas para un blog tan doméstico como el nuestro nos parece que es llegar lejos, es haber conseguido interesar a un buen puñado de nuestros congéneres.
Esta es mi Columna de los Viernes número 242, y no me canso. Durante este año, quienes decidís qué artículos os gustan más o cuales algo menos, habéis destacado cinco que han sido leídas más de mil veces, alguna más de dos mil:

En el mes de Enero escribí “Cáncer” planteando que había que hablar de él con la máxima naturalidad como terapia para que pueda haber una mayor cooperación social en la lucha contra esta enfermedad que provoca muchas consecuencias en la vida de quienes la padecen o la han padecido y son fundamentales las Asociaciones que se dedican a ayudarlas. Más adelante firmé otra columna titulada “El Lazo Rosa” preguntando, precisamente, si podemos hacer algo más.

En Febrero escribí “Lambán”, este político que, como otros y otras de su mismo partido, solo parece socialista cuándo calla. Antes de que tuvieran lugar las elecciones Primarias en el PSOE, este caballero se preocupaba por el radicalismo de Pedro Sánchez y sus seguidores, y más tarde necesitó el apoyo de muchos de ellos para seguir siendo secretario de su partido en Aragón. No serían tan radicales.

En Marzo, otra columna que se destacó por el número de visitas fue La Lección de la Jueza Alaya”, que nos enseñó lo que un juez no debe hacer. Aunque hay que reconocerle sus méritos, es muy difícil para un juez en este país acusar a un inocente. Hay culpables para elegir. Volvió la pregunta de ¿Quién vigila al vigilante?

En Mayo, preguntaba en mi cita semanal  ¿Por qué Pedro Sánchez?, me refería a mi posición ante las Primarias en las que este hombre trataba de recuperar el cargo que meses atrás le violentaron para poder evitar el peligro de acercarse a políticas de izquierda, incomodando a regidores y regidora autonómicos  y congresistas bien asentados en el status quo.

Hace unos días, también tuvo más de mil visitas (1.512) mi artículo sobre mi pueblo, “Sonseca no debiera estar triste” rechazada su publicación en la revista del programa de las fiestas, aunque la única tesis que mantengo en él es que el nivel cultural de las sonsecanas y los sonsecanos hace prever que poco a poco la crisis industrial no estará acompañada con un mismo nivel de crisis de empleo, que los grandes avances industriales han sufrido un gravísimo parón, pero no así los enormes avances habidos en la cultura de sus jóvenes y mayores, y eso es una gran ventaja en estos tiempos. 

Con menos visitas, aunque la mayoría por encima de las quinientas se ha ido publicando un grupo de columnas dedicados al problema de la independencia catalana,  “Ramblas, ay mis Ramblas” y “Patria, el Silencio” en Agosto, “Me duele Catalunya” y “El otro Referendum” en Setiembre, y el último, “Fracaso”, en este mes de diciembre. De una forma u de otra, tratando de entender como gente que se considera de izquierdas se empeña en defender a políticos de derechas con intereses independentistas acordes a su ideología.

Hay también un grupo de columnas que intentan ser más creativas: “EL Congreso”, una caricatura, “Una Historia”, sobre la violencia de género, “Pesadilla (I y II)” sobre las gentes emigradas por hambre o por guerra, “Un Viaje” interior, “AVE 03993”, un viaje exterior con un canto a la amistad al final,  y “Yo maté a mi hijo”, una historia del rincón de un periódico. Todas estas crónicas, reales o inventadas, servirán de base de algunos de los Relatos que espero agrupar en un libro en la primavera del año que se inicia, les tengo especial cariño.

Como cariño y respeto tengo por los temas que recorro en otras columnas: “Las almas de Lisboa” está escrita desde allí, magnífica ciudad para pasear. “PSOE, un cambio de paso lento”, dónde expreso mi decepción al comprobar que una parte importante de la militancia de este partido, que había sacado las ilusiones del polvoriento baúl, fue después abandonando sus ansias de cambio según sus decisiones afectaban a gentes más cercanas. Apoyaron a Pedro Sánchez y eso estuvo muy bien, pero después también apoyaron a quienes siguen impidiendo que la nueva dirección federal avance de verdad por la senda del cambio necesario. Ya indicó varias veces el Señor Page, en su congreso, que la sociedad es de derechas, y digo yo que debe resultar más fácil adaptarse a ese axioma en lugar de intentar cambiarlo.


Dediqué otra columna a un rincón de este país realmente encantador, “Puerto de Vega” y otra “Aquí Saramago, aquí la Muerte” a un autor que me gusta a rabiar, aunque no todas sus novelas por igual. No fue esta la primera, ni será la última columna que dedico a uno y a otro, al lugar y al novelista.

Y para terminar el repaso, no se me escapan dos crónicas con nombre, “Serendepias, los Toledos de Daniel López” sobre su exposición fotográfica y “Chus Lago: Gigante” sobre su travesía de la Antártida en soledad. En ambos casos los interpelados se pusieron en contacto conmigo para decirme que les habían gustado mucho. A mi ego también le viene bien una ayudita.

Un año más me siento agradecido. Intentaré seguir expresando mis ideas por este medio o cualquier otro. No quisiera guardarme ni una, aunque me temo que siempre hay algo que no se puede escribir. Tal vez cuándo lleguemos a las 500.000 lecturas me atreva.

Aunque soy consciente de que me dirijo a mucha gente que no conozco, permitidme una intimidad en mis dos última palabras del año en este Blog:

Os quiero.